17 julio, 2006

El Yunque: Un Testimonio

Por Internet, por mensajería, de boca a boca, por una cantidad creciente de artículos y editoriales, en charlas telefónicas y en conversaciones familiares, la inquietante noticia sobre cómo la extrema derecha de México aglutinada en torno a una agrupación de cofradías secretas, cuyos líderes superiores nunca dan la cara y se están apoderando de México, va cundiendo por todo el país, e inclusive el escándalo creado en torno a este peligro ha traspasado las fronteras convirtiéndose en un tema de interés internacional.

¿Cómo sabemos que hay una conjura en marcha en estos momentos, montada por gente con ideología de extrema derecha para tener bajo su control los destinos de la Nación, aliada con el gran capital y ejerciendo un poder tan extraordinario tras las sombras que ni siquiera la Presidencia de la República escapa de él?

Lo sabemos por testimonios de ex-Yunquistas quienes al darse cuenta de la magnitud y la terrible monstruosidad de la conjura de la cual formaron parte, revestida con un falso catolicismo basado no en el amor pregonado por Jesucristo sino en el odio y la intolerancia llevados al extremo, han decidido romper el silencio, y exponiendo valerosamente sus vidas han descorrido el velo de misterio que cubre a la Organización Nacional del Yunque y a sus creadores, la organización ultrasecreta (bueno, ya no lo es tanto) de ultraderecha "Tecos" de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Un lector escéptico podría responder: "¿Y cómo sé yo que esto no es otra tomada de pelo como el libelo anti-judío Los Protocolos de los Sabios de Sión, el mismo fraude sobre el cual descansa a fin de cuentas toda la ideología de la ultraderecha internacional, incluyendo la ultraderecha mexicana?". La respuesta sencilla es que mientras que el (los) autor (autores) de Los Protocolos de los Sabios de Sión filtró (filtraron) anónimamente aquí y allá sin dar jamás la cara unas cuantas copias de esta fabricación fraudulenta, los testimonios que denuncian las actividades encubiertas de esta temible conjura provienen de gente de carne y hueso que dan la cara, inclusive de gente que no se conoce entre sí dada la gran extensión territorial de la organización, pero que pese a ello coinciden en casi todo (con pequeñas variantes) sobre los rituales practicados por esta sociedad secreta, así como sobre el modo de operar y las enseñanzas e ideologías que en ella se pregonan.

A continuación, se presenta un testimonio de un ex-militante que nos puede ilustrar mejor sobre la enorme tragedia que se cierne sobre México. Este testimonio apareció por vez primera en el periódico A.M. de León, Guanajuato, el 15 de septiembre del 2003, bajo el artículo "Qué es el Yunque" elaborado por Pablo César Carrillo, cargado en Internet con el título "Ultraderecha en el bajío mexicano" por Rogelio Ruiz de la organización IMC-México bajo el siguiente enlace:

http://archives.lists.indymedia.org
/imc-mexico/2003-September/000476.html

Tras su publicación original, estas revelaciones fueron puestas posteriormente por Pablo César Carrillo en Internet en sitios como el siguiente:

http://andorra.indymedia.org
/news/2004/05/1445_comment.php

El texto íntegro del artículo se muestra a continuación sin alteración alguna:

‘Fui reclutado por El Yunque’

El abogado leonés Aarón Soto Martínez, secretario del Colegio de Abogados y ex candidato del PRI a diputado local, cuenta su breve paso por la organización secreta El Yunque. "Yo fui reclutado por el Yunque, me tomaron un juramento en un ritual secreto y decidí que ese no era mi camino", dice.

Dieciocho años después de aquel juramento, Aarón Soto rompe el silencio y demuestra que El Yunque no es una historieta ni es una ficción: El Yunque existe y tienesus cimientos en León.

Periódico AM de Leon, Gto. 15 de Septiembre de 2003
Por PABLO CÉSAR CARRILLO

Gerardo Miguel García
Aarón Soto Martínez

Aarón Soto era un estudiante de la Prepa Oficial, católico, bien portado y popular, con un talento especial para jugar basquetbol. Así que la organización no tardó en detectarlo como un buen prospecto de soldado católico que buscara construir el reino de Dios en la tierra.

"Te invito a un curso de creatividad", le dijo un buen día un maestro conocido como Toño, y Aarón asistió al curso sin saber dónde se metía.

"Al principio era un curso donde hablaban de liderazgo y hacían dinámicas interesantes, y me pareció que me serviría", recuerda.

Ahí conoció a un instructor elocuente y expresivo cuyo nombre era Pablo de la Cruz, un joven bajito que hablaba de la vida con un ánimo admirable, y que usaba historias y frases de filósofos para dar ejemplos de sacrificio y éxito. Esas dinámicas emotivas lo engancharon. Al concluir el curso, Pablo de la Cruz le dio una buena noticia: tres de los muchachos del curso serían invitados a integrarse a un grupo de líderes llamado Blanco y Negro, y él era uno de los afortunados.

"Pablo me dijo que le gustaría que ingresara al grupo de liderazgo y me explicó que se reunían los viernes y sábados con la única intención de prepararse. Las reuniones eran en un departamento localizado en Adolfo López Mateos, muy cerca del parque Hidalgo", platica.

Aarón Soto se presentó al grupo y los instructores comenzaron a hablarle de la necesidad de leer y estudiar para enfrentar las amenazas de la sociedad. Era agosto o septiembre de 1984. "Nos dieron un libro que tenía el título ‘Yo te saludo María’, comenzaron a darnos adoctrinamiento católico y nos decían con insistencia que el comunismo era una falacia", señala.

El joven Aarón se interesó por la reflexión y las lecturas, y estuvo asistiendo durante semanas, sin fallar. Le pidieron mejorar sus hábitos: "Levantarse temprano, no quedarse en la cama más de tres minutos, ser ordenado, aprovechar el tiempo, bendecir los alimentos, hacer una oración a las 12 del día y otra oración antes de dormir".

En seis meses, su instructor Pablo de la Cruz le informó que debido a su buen desempeño podía seguir su preparación en un nivel más avanzado. Dejaba la célula básica de organización conocida como "centro" y le tocaba ingresar a una "rama". Así que su preparación sería desde entonces en el templo de San Francisco de Sales.

Adoctrinamiento

Al templo de San Francisco -ubicado en la calle Alvaro Obregón- todos iban uniformados con un pantalón negro, camisa blanca y corbata negra. Ahí se dio cuenta que el grupo era más grande de lo que creía, y comenzó a conocer a otros integrantes de la organización.

"Ahí conocí a estudiantes de Medicina, de La Salle y del Hispano. Y escuché por primera vez los nombres de Gerardo Mosqueda, Ramón Muñoz, Tomás López, Alfredo Ling, Elías Villegas", dice. Aquellos líderes religiosos aún no eran políticos, pero se preparaban para serlo.

Su capacitación era en lo intelectual y en lo físico.

"Unos días rezábamos el rosario y teníamos ceremonias solemnes, y otros días un instructor nos ponía en el patio a hacer lagartijas, sentadillas y rutinas de esfuerzo físico", comenta Aarón. En ese tiempo, le pidieron asistir a unos cursos de karate en un salón del fraccionamiento Guadalupe. "Mi instructor me dijo que el karate era para saber defendernos, y nos enseñaron a aplicar llaves, dar golpes certeros y a desarmar al enemigo con facilidad", dice.

Aarón aún no entendía de qué se trataba. Pero las lecciones, la disciplina, las lecturas y la interacción con líderes adultos le hacían creer que era algo bueno para su preparación. "Veías hacia el futuro y sentías que estabas preparándote para ser un mejor profesionista y un mejor ser humano", platica.

Al cabo de ocho o nueve meses, el prospecto Aarón Soto fue iniciado en actividades secretas del grupo. Lo invitaron a un campamento de sobrevivencia en Sierra de Lobos.

Hicimos un campamento en la sierra: cada quien hacía su comida, eran sólo huevos cocidos y papas, tomábamos agua del río, y hacíamos mucho ejercicio, tipo militar", comenta. "En las mañanas nos levantábamos muy temprano y marchábamos como un pequeño ejército".

Allá, en la sierra, en medio de miles de robles, lejos de la ciudad, Aarón Soto escuchó una ponencia motivacional que no puede olvidar. El instructor Pablo de la Cruz, rodeado por jóvenes, se subió a una enorme piedra y dio su testimonio de vida: dijo que él tenía problemas en la columna y que había logrado superarlos a base de esfuerzo, explicó que la vida lo había tratado mal pero seguía luchando.

Aarón recuerda muy bien la escena de Pablo, hablando sobre la piedra.

"No me voy a rendir por mis problemas de columna. Voy a seguir luchando. Porque así debe ser el hombre de lucha. Porque me preparo para resistir. Porque hago ejercicio para estar fuerte y resistir el dolor. Porque no puedo vencerme ante el dolor", asegura Aarón que decía. "Mi cuerpo debe ser resistente. Mi cuerpo debe resistir todos los golpes. Yo debo ser como el YUNQUE al ser golpeado. Como el yunque del herrero que no se vence. El yunque que resiste todos los golpes. El yunque que moldea los metales. Todos debemos ser como el yunque al ser golpeado. Nos preparamos para ser como el yunque. ¡Somos como el yuuunque!.

Adiestramiento

Al cabo de un año, Aarón Soto fue invitado a un campamento de adiestramiento en el Colegio Agustino, en Santiago Tianquistenco, Estado de México. Uno de los primeros mensajes del instructor que los recibió fue: "Tenemos una misión: implementar el Gobierno del Señor en la Tierra. Si Gobernación se entera que estamos aquí, nos matan".

El entrenamiento inició con un baño a las 6:00 de la mañana.

"Un silbatazo nos despertó y un instructor gritaba: ¡tienen tres minutos para bañarse! ¡Corran, rápido, todos formados!", narra. "Tuvimos que bañarnos y vestirnos corriendo, y estar listos en el patio en minutos, en una formación militar, todos uniformados. Los que no cumplieron fueron castigados: 50 golpes en el estómago o 30 lagartijas".

Los reclutas venían de todas partes: de Puebla, de Guanajuato, de Chihuahua, de México, de Centroamérica y de Sudamérica. Todos con el mismo perfil: jóvenes de entre 17 y 24 años, educados y católicos.

Un instructor hizo algunas reflexiones que Aarón no recuerda con exactitud. "Nos decía algo así como: somos soldados de Dios, tenemos que luchar contra el socialismo, vamos a construir el reino de Dios en la tierra, vamos a prepararnos para tomar el poder".

La segunda actividad fue el desayuno que inició con la bendición de los alimentos. "Uno de ellos dijo: ‘Señor dales pan a los que tienen hambre, y a los que tenemos pan, danos hambre y sed de justicia’".

Al mediodía, el adiestramiento fue más pesado.

"Nos hicieron recorrer 500 metros pecho tierra. Nos pusieron a correr grandes distancias y marchar con un ritmo muy intenso", señala. En la tarde tuvieron pláticas sobre liderazgo, religión y anticomunismo. Y a las 7:00 de la noche rezaron un rosario de 15 misterios, todos de rodillas. Al concluir el primer día uno de los líderes les advirtió: "No deben comentarle a nadie esto. Ni a sus padres, ni a sus hermanos. Nuestra preparación tiene que ser en secreto. Gobernación tiene infiltrados en todas partes. Nosotros tenemos una misión con el Señor. Si nos descubren, nos matan".

Aarón recuerda que esa noche fue una de las peores de su vida.

"Estábamos dormidos y como a las 4:00 de la mañana nos despertó un ruido estruendoso. Eran balazos y sirenas por todas partes. Se oía cómo se quebraban los vidrios y caían al suelo", platica. "Yo me levanté corriendo y me refugié en una pared. Todos corrían en todas las direcciones, mientras los balazos se oían en la calle". Hasta que de un instante a otro todo quedó en silencio.

"No se escuchaba nada y nadie se atrevía a moverse. Entonces alguien comenzó a gritarnos con un altavoz: ¿Qué les pasa, soldados?, ¡están dormidos!, ¡¿por qué no pusieron una guardia?, pudieron habernos matado, ¿no están atentos o qué?, no podemos distraernos, no podemos dormirnos, no podemos descuidarnos, tenemos que estar siempre alertas, ¡tenemos una misión en la Tierra!".

Esa voz les ordenó hacer filas de inmediato, uniformados en calzoncillos, en la madrugada, con un frío terrible. En eso apareció un joven quejándose, con un brazo roto. "Se había arrojado del segundo piso durante la supuesta balacera, y los jefes lo premiaron por esa acción heroica y de gran valor", platica Soto.

Al amanecer, Aarón Soto quiso escaparse.

"Todo aquello rompió con mi estructura mental: yo me dije ‘no creo que Dios quiera todo esto. No creo que esta sea la forma de defender a Dios’", comenta. Pero finalmente se quedó hasta el final.

El día de la clausura llegaron líderes de todo el país. Esa mañana, desde la formación, Aarón conoció a varios personajes que jamás había visto en su vida. "Uno de ellos era un hombre maduro muy serio, y otro era un hombre de barba y con escaso pelo. Los dos parecían ser importantes. Ahora sé que uno de ellos era Elías Villegas -el mecenas del PAN en Guanajuato- y el otro era Luis Felipe Bravo Mena, el presidente nacional del PAN", dice Aarón, muy seguro. "Me puedo equivocar, pero no lo creo, esos rostros se me quedaron muy grabados".

Juramento

De regreso a casa, le llegó la hora del juramento.

La organización decide "juramentar" a un aspirante cuando considera que ya está adoctrinado y comprometido como para conocer los secretos.

"Un día Pablo me dijo: ‘vamos a ir a una ceremonia muy especial y tienes que ir con ropa nueva’", platica.

"Ese día tomamos un taxi para ir a un departamento localizado en el bulevar Hidalgo, a la altura de la Florida", comenta. Reflexiona un instante. "Antes de entrar, Pablo me dijo: ‘Es una ceremonia muy bonita donde vamos a hacer nuestro juramento a la encomienda que nos tiene el Señor’".

Pablo de la Cruz abrió lentamente la puerta.

"Todo estaba oscuro; era un sala pequeña, había incienso y dos velas grandes al frente. Al fondo había una mesa, con un crucifijo y una Biblia. A mi derecha estaban tres hombres de negro y a la izquierda otros tres, no estoy seguro si estaban encapuchados, pero no recuerdo sus caras. Al frente estaban dos hombres,
esperándome", explica.

Aarón caminó despacio hasta pararse frente a la mesa.

"Todos comenzaron a rezar al unísono, casi gritando, y me quedé impresionado. Era una ceremonia para aterrarse. Me pusieron un brazalete con un símbolo rojo y negro. Todos seguían rezando con intensidad en la penumbra, hasta que un hombre que estaba adelante me dijo: estás aquí para jurar fidelidad a la Organización Nacional del Yunque. Hasta ese momento entendí en dónde estaba: el grupo se llamaba la Organización Nacional del Yunque".

Aarón sujetó el crucifijo con una mano y puso la otra sobre la Biblia.

"El hombre que no vi me hizo jurar lealtad a la organización por encima de mi familia, de mi profesión y de mí mismo. Me bautizaron con el nombre de un santo, pero no recuerdo cuál es. Yo fui repitiendo lo que el hombre me decía. No recuerdo exactamente qué decía, porque yo estaba asombrado, pero fue un juramento que no asimilé. Desde ese momento me sacudió y me pareció que no era correcto", platica.

La ceremonia secreta concluyó y Aarón se retiró sin verles la cara.

Nunca regresó a la organización y decidió olvidarse de ellos.

"Me iban a buscar y me decían ‘hiciste un juramento’. Pero yo me escondí, me negué y no volví a verlos. Yo decidí que no era mi camino". Años después, Aarón entró al PRI y vio a sus antiguos compañeros entrar al PAN. Y casi veinte años después tomaron el poder: están en el Gobierno Municipal, en el Gobierno de Guanajuato y en el Gobierno Federal, como lo tenían planeado: Gerardo Mosqueda llegó a ser el coordinador de Delegaciones de la Secretaría del Trabajo del Gobierno Federal; Tomás López es el director de los Cecytegs de Guanajuato; Alfredo Ling llegó a ser diputado y senador del PAN; Luis Felipe Bravo es el jefe nacional del PAN; y Elías Villegas se mete en la designación de los gobernantes de Guanajuato. Basta decir que aquel oscuro departamento de la calle Hidalgo, donde Aarón Soto hizo su juramento, era propiedad de Ramón Muñoz, el hombre que le habla al oído al presidente Vicente Fox.

Algunas observaciones están en orden:

(1) "Los reclutas venían de todas partes: de Puebla, de Guanajuato, de Chihuahua, de México, de Centroamérica y de Sudamérica. Todos con el mismo perfil: jóvenes de entre 17 y 24 años, educados y católicos". Con estas revelaciones hechas por Aarón Soto Martínez, podemos ver que las actividades del Yunque no están limitadas a México. De México la infiltración se ha ido extendiendo lentamente hacia el Sur, hacia Centroamérica, hacia Sudamérica. Esto le debería de helar la sangre a todos los latinoamericanos desde Guatemala hasta Chile y Argentina, así como a sus respectivos gobiernos que se creían muy alejados de los efectos de lo que está sucediendo en México. Están siendo infiltrados en estos momentos por una fuerza invasora. Están siendo infiltrados por algo que no puede ser tomado menos que como una transnacional del terror. Del mismo modo, varios de los estudiantes extranjeros de otros países que se inscriben para cursar sus carreras profesionales en la Universidad Autónoma de Guadalajara y otras instituciones educativas afines a ésta terminan convirtiéndose en agentes al servicio de esta organización, regresando a sus países de origen para extender los tentáculos del pulpo mucho más allá del alcance ordinario de algo que comenzó en la ciudad de Guadalajara en México desde los tiempos de la Guerra Cristera. Por la naturaleza encubierta de sus operaciones, esta infiltración es algo que ha escapado a la detección que las agencias de seguridad nacional de otros países responsables por proteger a sus respectivos pueblos de amenazas como ésta deberían de haber estado llevando a cabo, detección que se debería haber traducido ya desde hace mucho tiempo en la negación visas de entrada a ciertos estudiantes mexicanos de intercambio o estudiantes graduados de ciertas instituciones educativas mexicanas como la Autónoma de Guadalajara así como a los maestros que laboran en instituciones como ésta en donde se fomenta la causa de la extrema derecha, junto con una advertencia clara a todos sus jóvenes que quieran viajar hasta México para inscribirse en estas instituciones "educativas" poniéndolos al tanto a ellos y a sus padres sobre la realidad de lo que está sucediendo en México.

(2) La ceremonia de la toma del terrible juramento del lealtad que ata a los incautos de por vida con obediencia ciega a esta organización siniestra está diseñada con los mejores efectos teatrales posibles para dejar una huella permanente en los "iniciados", una huella que los marcará por el resto de sus vidas. La garra de los criminales sobre la juventud que logran seducir y aprisionar está cimentada en la fuerza de este abominable juramento de lealtad que se les extrae al momento formal de su ingreso. Desde los "Tecos" de la Universidad Autónoma de Guadalajara hasta la Organización Nacional del Yunque pasando por muchas de sus organizaciones satélites, este es un ingrediente esencial que no puede faltar en los muchos rostros de esta hidra de cien cabezas a lo largo y ancho del territorio nacional.

(3) Aarón Soto Domínguez menciona a varios que pudo reconocer dentro de las tinieblas que envuelven a esta organización: Gerardo Mosqueda, Ramón Muñoz, Tomás López, Alfredo Ling y Elías Villegas. Sin embargo, ahora se sabe que hay otros "más arriba", muchísimo más arriba, hay otros que nunca dan la cara, ligados a los intereses del gran capital en México al cual en cierta forma le ofrecen "protección" manteniendo a los "izquierdistas, socialistas y demás marxistas a raya". Es gente con un enorme poderío concentrado en sus manos, un poderío que se extiende más allá de las fronteras de México. Es gente que en un momento dado puede ordenar el asesinato de otros a través de terceros con la seguridad de que jamás serán tocados. Es gente que opera en la más absoluta impunidad. Y ahora se sabe que el hilo conductor lleva directamente hacia quienes están detrás de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

(4) "No deben comentarle a nadie esto. Ni a sus padres, ni a sus hermanos. Nuestra preparación tiene que ser en secreto." Los estudiantes que son "invitados" a afiliarse a estas organizaciones secretas descubren muy pronto, como este testimonio lo indica, que están obligados a ocultarle a sus propios padres su pertenencia en estas causas malditas. Esto lo corrobora Aarón Soto Martínez a quien se lo ordenaron de manera muy específica, al igual que a todos sus demás compañeros inscritos en estos clubs necesitados urgentemente de la ayuda médica que solo los mejores psiquiatras del mundo pueden brindar. Por lo general, los padres de familia casi siempre son los últimos en enterarse de que sus hijos han caído en las garras de esta gente (al igual que como ocurre con los padres de familia cuyos hijos caen en la drogadicción al ser inducidos en estos vicios por gente igualmente ruin y perversa), y cuando lo descubren es como consecuencia directa de que su hijo se metió en graves problemas echándose encima la temida enemistad de estos extremistas por alguna causa tan infantil como el haberle contado a su novia sobre su ingreso a alguno de estos movimientos siniestros. Muchos padres de familia que envían a sus hijos a estudiar a instituciones Lasallistas de Guanajuato o a alguna de las extensiones de la Universidad Anáhuac o a la misma Universidad Autónoma de Guadalajara -el núcleo principal de la ultraderecha mexicana- creen erróneamente que por ser instituciones privadas "católicas" (¿?) sus hijos (e hijas) estarán protegidos, a salvo de la maldad del mundo, sin imaginarse que están exponiendo innecesariamente a sus hijos al mayor peligro que pueda enfrentar un joven mexicano. ¡Tanto dinero metido en el pago de tan altas colegiaturas, para que a fin de cuentas puedan terminar mil veces peor que si los hubieran inscrito en cualquier institución oficial! ¡Ignorando que esta clase de gente es gente de lo peor, gente que al igual que las mafias criminales es capaz de llegar y ha llegado al asesinato!

(5) "Nos enseñaron a aplicar llaves, dar golpes certeros y a desarmar al enemigo con facilidad". Este testimonio dado por Aarón Soto Martínez destaca la disciplina militar tipo Nazi -como la que practicaban las tropas de asalto S.S. de Heinrich Himmler- que se quiere inculcar en los nuevos reclutas, dándoles un entrenamiento en el manejo de armas de fuego y en tácticas de combate. Este entrenamiento corporal intenso no es una regla general, los mismos "Tecos" universitarios que estudian en la Universidad Autónoma de Guadalajara y que no forman parte de las porriles "fuerzas de choque" son sometidos únicamente a un "entrenamiento ideológico constante" a lo largo de varios años -lo cual es un eufemismo para lo que a fin de cuentas no es más que un lento proceso de "lavado de cerebro" como el que practican varias sectas pseudo-religiosas-. Nada hay de cristiano ni católico en todo esto. Aquí no hay ninguna espiritualidad ni nada que pueda ser utilizado para la salvación del alma (en el concepto genuino del cristianismo). Este entrenamiento paramilitar se dá no con la intención de "salvar al mundo" del comunismo soviético (que dicho sea de paso, ya no existe), sino con la intención de enseñar a matar, causando el mayor daño posible al prójimo, se dá con la verdadera intención de despertar en los "iniciados" a ese asesino primitivo que todo ser humano lleva por dentro (con la ayuda de la ideología extremista impartida a través de la propaganda se encarga de encaminar previamente mentalmente a los miembros de nuevo ingreso por esta vereda de odio puro). Ya desde sus inicios, al momento de ingresar a estos templos de maldad, se está tratando de despertar la proclividad hacia los instintos más bajos de odio y rencor que todo ser humano lucha en mayor o menor grado por contener. Se trata de soltar a ese monstruo horrendo dejándolo libre, sin ataduras de ninguna especie. Se trata de convertir a Anakin Skywalker en Darth Vader, pero en la vida real. Es la misma degradación, es el mismo envilecimiento por el cual pasaron millones de alemanes que terminaron vendiéndole su alma al Diablo, un Diablo que les presentó promesas luminosas tales como la creación de una "raza superior" en la que el hombre prescinde por completo del concepto de Dios, promesas tales como la creación de un imperio que duraría "mil años", promesas tales como la creación ilimitada de riquezas y bienes materiales, sólo para terminar todo en una estela de destrucción y muerte como Alemania y Europa jamás habían experimentado en toda su historia.

(6) "Vamos a prepararnos para tomar el poder". Por más que se proclamen a sí mismas como católicas, por más que se proclamen como cristianas, estas organizaciones criminales van tras el poder político, van tras el poder terrenal, van tras la cosa material, lo que llaman muy convenientemente a su manera "el reino de Dios en la tierra", y lo confirman cuando dicen cosas como estas. Nada hay de espiritual en sus intenciones finales. "Los de abajo", la gente "pequeña", los que están dispuestos a sacrificarse por ellos, los que al final sólo terminan recibiendo migajas del botín, sólo son carne de cañón para los cerebros situados en los estratos superiores, sólo son "tontos útiles". Pero esto no lo puede ver la mayoría de los militantes de base, cegados como están por la propaganda desquiciante con la que se les ha enajenado sus mentes.

(7) Todo lo que ocurre en las filiales estudiantiles de estas sociedades clandestinas ocurre con el pleno conocimiento, el pleno consentimiento y el aval más entusiasta de las autoridades universitarias y de los departamentos de servicios académicos de los colegios particulares que las fomentan y las usan como una red de "soplones" (¡sin paga alguna!) al servicio de los dueños de estos negocios "educativos", motivo por el cual es una pérdida inútil de tiempo para cualquier padre de familia el irse a quejar ante la dirección escolar por alguna amenaza o alguna agresión de que haya sido víctima su hijo(a). Es como querer ir con el Diablo para quejarse ante él por alguna maldad que están haciendo sus demonios. En las palabras de un padre de familia sumamente decepcionado y desilusionado que tuvo una muy mala experiencia con ellos: "Lo único que se puede hacer es mentarles la madre, sacar al hijo de la institución, y buscar otra opción educativa en la cual se le enseñe al alumno única y exclusivamente lo que aparece en el plan de estudios". Esto además de correr la voz entre amigos y conocidos sobre lo que realmente se está maquinando detrás de estas sucursales del Infierno. Cada estudiante injustamente expulsado o agredido físicamente se puede convertir -y muchos se han convertido ya- en un vocero valioso para descorrer el velo de misterio que envuelve las verdaderas intenciones de estos adoradores del Nazismo "a la mexicana".

(8) ¿Fue el mismo Vicente Fox, convertido en el Presidente de México a partir del 2000, uno de los iniciados dentro de esta terrible organización desde antes de que incursionara en la política, desde antes inclusive de que fuera Gobernador de Guanajuato? Si lo es, entonces ha sido un secreto extraordinariamente bien guardado, que de ser cierto y de haberse sabido antes de las elecciones celebradas en el 2000, le habría costado a la ultraderecha mexicana sus mejores posibilidades de acceder al poder tras el deterioro del PRI. Pero también es cierto que la divulgación de un secreto de este calibre tendría que ser pagada con un gran derramamiento de sangre, porque así es como opera esta gente. Los estratos superiores pertenecen a gente despiadada carente de compasión y misericordia, para quienes la vida humana carece de valor alguno. Sí, recurren mucho a la religión, y su coto de reclutamiento predilecto lo son los jóvenes católicos, pero esto no signifique que en el mando superior poseean virtud cristiana alguna como la gran mayoría de sus ilusos seguidores supone.

El mismo periódico A.M. que publicó valerosamente el anterior testimonio ha publicado otros artículos haciendo nuevas revelaciones sobre lo que está ocurriendo a espaldas de los mexicanos. Ha denunciado la preocupación manifiesta de conocidos diputados estatales sobre el espionaje Yunquista que se está extendiendo a todas las esferas de la vida política, el cinismo con el cual los líderes panistas pretenden negar la terrible realidad del Yunque, las denuncias del Subcomandante Marcos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en contra del Yunque, y la intromisión Yunquista en las elecciones presidenciales del 2006.

Con el triunfo dudoso de Felipe Calderón en el 2006, respaldado por las fuerzas secretas que quieren controlar a México, la cosa se está poniendo más dura de lo que prominentes analistas suponían que se pondría. Y si muchos están empezando a aceptar por fin -aunque tardíamente- que todo esto es algo terrible, lo único que se les puede recalcar aquí es que: la cosa está mil veces peor de lo que suponen. Parece que lo peor está por venir.

5 Comments:

Blogger fff said...

VIVA LA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE GUDALAJARA

p.D. Creo que esta va a ser el único comentario en este blog mugriento

viernes, 13 octubre, 2006  
Blogger goliath said...

No Fer, ya somos dos. Viva la libre Cátedra. Un abrazo.

miércoles, 01 noviembre, 2006  
Blogger juan el bautista said...

quetzalazul7

el poder de dios esta dentro de cada uno de nosotros, el no nos necesita para instaurar su reino, satan si pues necesita soldados para la batalla final... solo pelea quien necesita ganar algo que yave perdido y dios es un ganador de amor..soldados de satan

domingo, 26 noviembre, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Me llamó la atención el comentario del imbécil de goliath ensalzando a la Universidad Autónoma de Guadalajara con un "Viva la libre Cátedra". ¿Libertad de cátedra? ¿En una universidad prisión en donde el hablar libremente sobre cualquier tema le puede costar a uno la expulsión inmediata? ¿En un lugar en donde se reprime el libre pensamiento igual o peor que como lo hacían los soviéticos en los tiempos de Stalin? De plano el imbécil de goliath no tiene madre, porque si la tuviera, esa ni siquiera su madre se la creería. Pinchi goliath, en vez de venir aquí a cantarle loas a esa aberración a la que tanto defiendes, deberías mejor ir con un confesor y arrepentirte de tus pecados y tus crimenes que han de ser muchos antes de que te mueras y te vayas al infierno.

viernes, 26 marzo, 2010  
Anonymous Anónimo said...

Ignorantes !!!! Por dios no se queden callados , los que lo apoyan es que estan creando su propio funneral o que ?? mientras se corra la voz mas gente a salvo habra

jueves, 31 mayo, 2012  

Publicar un comentario

<< Página Principal